Muñeca Abierta. Taitantos

6 febrero 2012 por Javier Menéndez

Hay una barrera que, pese a no ser insalvable, si que suele ser una prueba costosa de superar. No es uno de esos muros que separan a los pueblos ni una de esas fronteras que categorizan humanos de primera y segunda… no, esta es una línea que se cruza y sólo deja una huella visible (o invisible) en uno mismo. Esta fase afecta a cada persona de forma distinta dejando claro que eso de sentirse especial algo tiene de base científica, pero hay que reconocer que los patrones y clichés también agrupan a la masa y, sumado a lo confuso de arrancarse el 2 como número por el que empieza la edad, cumplir 30 años es siempre un punto de reflexión y desconcierto.

Últimamente es muy común escuchar aquello de hay vida después de los 30 y, con un mazo de juez triple XL golpeamos sobre la mesa para sentenciar que la hay. Tanto si lo aplicas a lo general (perspectiva desde la cual es obvio que la treintena no es un mal mayor) como si lo enfocas desde el punto de vista skater, atravesar este arco no es más que un susto que pasa en un corto periodo de tiempo a base de continuidad. Si, continuidad… la diferencia con los años anteriores (e intuyo que los posteriores por lo que he podido ver a mi alrededor) apenas es apreciable y es más bien la vida (con sus quehaceres y obligaciones) la que marca el compás de nuestra ocioso vicio con ruedas. Nuestra escena ya no es tan joven y eso no está afectando a que siga viva… más bien todo lo contrario. Ahora son los skaters los que toman las riendas del patín nacional y su industria reivindicando su papel en algo que es nuestro de principio a fin. Vamos, nada nuevo… en este escrito no se ha dicho nada inédito y puede que hasta sea una hilera de absurdas redundancias, pero es complicado no caer en este tópico cuando uno se encuentra por la red algo como el trabajo de Roberto Rodríguez. Se trata de un videomagazine con temática más de 30 del que ya podemos ver un piloto a través de Patinencomun.com y que promete traer una propuesta fresca entre tanta chavalería. La escena emergente importa y aquí en Dogway estamos concienciados de ello hasta el punto de trabajar todo el año para que los Masterweeks se conviertan en la puerta de acceso a los medios de los que vienen empujando fuerte, pero eso no está reñido con el espacio para los veteranos… para los que han puesto las cosas donde están y los que siguen al pie del cañón en las calles para, cual gurús de la tribu, iluminar el camino de los que vienen tras ellos. Crisis aparte, los 30 traen consigo nuevas metas y, como hemos hecho desde los 10, por aquí a las metas se llega patinando. Aupa esos puretas.


HD y descarga: alambique presenta madera videomag capitulo 1 intro

COMENTARIOS

Cometarios deshabilitados.